Sunday, August 12, 2012

No y Sí

No, no es que no me gusta el país en el que vivo. No, más bien quiero pensar que en un futuro cercano me iré y descargaré toda esta belleza en un viaje. Pondré mi fe y energía en un viaje rico, lleno de belleza y emociones. Quiero alegría, recuerdos, amores, amigos, esa energía. Camiones de esa energía me están esperando, como si fuera el final de todo, del mundo. Seguiré con las esperanzas de que ellos, mis amados, me acompañarán por un largo tiempo de inspiración y conexión, sin pretenciones, será el tiempo de contemplar a gusto a los que más quiero. Sí, estoy agotada. Disfruté del verano a plenitud, porque no paré de hacer cosas diferentes, enfrenté nuevos retos, hice lo que no me atrevía. Ser vulnerable no, no está mal. No es incorrecto. Hay que darse por vencido....rendirse ante ese sentimiento. No soy de piedra, soy de carne emotiva. Me importa el rechazo, la exposición, el miedo a quedarme suspendida en el aire, sin nadie que me rescate. Ese sentimiento de desasosiego, de invasión, de penetración en tus sentimientos... No, no me importa que duela. Lo voy a volver a hacer aunque me vuelva a sentir de nuevo así. Volver a intentarlo es una constante en la vida, de nada sirve que ignoremos que somos fragiles. ¿Hay que llorar de rabia? Sí. Hay que hacerlo. Estaría llorando todo el tiempo, podría exponerme al llanto siempre. El llanto es desahogo. El llanto es el desahogo de la fragilidad. Esa que engañamos con risa. El llanto es el deseo. Para muchos le resultará banal el llorar... Cuando no lloro, dejo de existir. Sí, me da rabia exponerme, que me juzgues, la hipocresía, los pretenciosos, los no solidarios. Vivo con esa rabia, está en mi y estará en mi siempre. Mi espíritu y fragilidad se alimentan de ella. El amor me lo reservo para los que me hacen reír, la rabia, para las murallas que juzgan. Sí, si estás ignorando tu fragilidad, es hora de que te vayas.

2 comments:

Markus said...

"El amor me lo reservo para los que me hacen reír, la rabia, para las murallas que juzgan"

me gusta!

Sicka da Silva said...

Angel, diablo, mujer, precioso diamante, como dicen en la tierra del Tiyuco. Mezcla divina de rabia y amor, porque la pasión tiene dos extremos, los sabores igual, nada peor que la sosera.

Yo también le tengo un control de acceso a las puertas de vulnerabilidad, jajaja, para eso no hay fast pass. Pero sigo, tropezando con cuerpos, como tsunami aunque se ahogen dos o tres. ¡la quiero missy! ¡que vivan las extraterrestres!