Thursday, July 05, 2012

Conversaciones con un 4 de julio: Un buen momento para empezar un nuevo negocio

http://www.puertoblogs.com/ping/
Deje de escribir y me enfermé. Ahora estoy en este infierno de soledad. El infierno de la soledad. Ahora me percibo muerta, extinta y pasada. Estoy viva de milagro, estoy segura. Paré de escribir y me enfermé. Estoy enferma de odio y desencanto. Enferma de mi memoria, si un escritor deja de escribir, se enferma. Tengo una voz ahora diferente a la de antes, escribo con convicción, no hay tantos titubeos, ni paradas, lo que quiero decir lo digo, pero me enfermé por dejar de decir las cosas. Quiero riquezas para vivir bien, pero de nada me sirven, porque sino escribo, me enfermo. Lo injusto lo digo, lo escribo, me preparo estos actos de magia y actuo como una loca, puedo ver el futuro, el futuro de todos es mi voz, la que transmite lo que está pasando y lo que va a pasar en el futuro. Ese es mi don, echarle un vistazo al futuro, no tener miedo, para mi significa hablar, decir lo que pienso y dejarme llevar por mis emociones, así lo entiendo, esa es la persona que soy. Escribir sin parar, claro que puedo, seguro y si me das conversación quizás no pare, pero escribir no puedo dejar de escribir y sin pensar en nadie más que en mi y en lo que siento. Cuando vives en una Isla cambiante, siempre estancada en las mismas ideas, a veces no considero esta Isla un país. Puerto Rico es un puerto, una escala, un punto de droga. ¿Quién tiene dinero en Puerto Rico? Los gringos, los cubanos, los indígenas, españoles, indígenas, indígenas, africanos, franceses, españoles, alemanes, dominicanos, indígenas….el punto es que esta población es la más impura de las poblaciones de cualquier pedazo de tierra en este Planeta. Población de mezclas, población de negocios. Puerto Rico, no es un país, es un negocio. Población de concubinatos y población de los ricos. ¿De qué sirven las revoluciones en este país? ¿Para qué han servido las revoluciones en este país? Siempre hemos sido extranjeros. Si no hubieran descubierto a Puerto Rico, ¿la civilización hubiera sido necesaria? Seríamos indígenas con más tiempo libre. Mientras otras tribus se desarrollaban de manera fantástica, si comparamos a los taínos con los mayas, aztecas…La Tierra estaba poblada antes que nos descubriera. ¿Y si venimos de otro planeta? Muchas civilizaciones se hundieron, ¿de dónde salieron las nuevas? ¡Ay sí hay muchas teorías! Ustedes saben mucho, Google también, las respuestas están escritas y sé que muchos hasta me las recitarían de memoria. Siempre hemos sido extranjeros. Yo nací en este país, he vivido la mayoría de mi vida en Puerto Rico. Antes no amaba a Puerto Rico con frenesí, y a veces me costaba sentir que soy puertorriqueña. ¿Qué carajo es eso? Muchas veces me lo preguntaba. Ser puertorriqueño entonces era para mi ser de un pedazo de tierra que se llama Puerto Rico. Un territorio con nombre, himno, bandera, con puertorriqueños, muertes y muertos. ¿Quiénes son los puertorriqueños? Gente que aportó al desarrollo de esta Isla…Pero…mis desendientes no nacieron aquí, como los taínos, pero se mezclaron con gente que ya estaba aquí. ¿quiénes? ¿quién fue el primero que llegó? Para mi ser puertorriqueño es ir arrastrando un lastre que te persigue por el mundo entero como un “Scarlet Letter”, si vas a otro país hay veces que te pueden hasta mirar con asco. ¿Orgullo? ¿Hay siempre orgullo cuando decimos del país de donde somos? A veces no. No sólo me pasa a mi, estoy segura que a mucha gente inteligente le pasa. Ese tema de la bandera, himno, canción, tela, origen, pedazo de tierra, símbolos aprendidos, dile al mundo entero que tú eres de ahí y que perteneces a esa población, porque eso es un orgullo. Eso es ser puertorriqueño, un boricuazo de verdad, tienes que hincharte el corazón, esos seres humanos que nacieron aquí han conseguido, logros, éxitos representando el nombre/bandera/tela/himno/canción con lírica poética/ en diferentes disciplinas aceptadas mundialmente, como el deporte, los concursos de belleza, en la música, en profesiones de altas alcurnias, el puertorriqueño, la puertorriqueña, el primer puertorriqueño…¿Sabías que en la NASA trabaja un puertorriqueño? Detrás de cualquier nacionalidad está la palabra puertorriqueñidad. Yo creo en Puerto Rico, soy puertorriqueña porque vivo en este pedazo de tierra bajo las leyes absurdas del mismo con una sociedad hipócrita y humilde…pero ser puertorriqueño ¿qué carajo es eso? Lo de resolverlo con lo del orgullo no me convence mucho. Lo de las luchas, rebeliones, partidos, claques y leyes tampoco me convence. Cuando aterrice una nave que quiera volver a convertir a este país en lo que era, una selva exótica, con plantas nuevas, árboles, cuando destruyan el cemento feo, y preserven el lindo y nos devuelvan el tiempo libre a nuestra cultura, a nuestra población…esto es una Isla, no es necesario mantenerla alerta las 24 horas. Volvamos a ser una fauna, legalicen el Cartel. ¿Qué es ser puertorriqueño? Pues aceptar que vives en una doble sociedad que se mantiene del Gobierno y del Contrabando, desde siempre, de toda la vida. El spot para hacer negocio. Mientras las Grandes Potencias financian una guerra mediática y tradicional con soldados y tanques, un reality show, la guerra por el dinero, el petróleo y el territorio se lleva acabo las 24 horas. Antes era el contrabando del alcohol, ahora las drogas, ¿qué es lo próximo? Puerto Rico, eres un Cartel y todo tu Gobierno de todos los colores, está construído bajo la estructura del contrabando y las agendas escondidas. Eres el “making of” de lo que sería un modelo arcaico de contrabando ilegal, obsoleto, que no funciona, que está fuera de control. Puerto Rico, siempre has vivido del contrabando, sal del closet, mira como los gays hoy en día se superan y pueden hasta casarse y tener hijos. Sal del closet, acepta ante todo el mundo que eres el puerto de negocios más importante del mundo y haz negocio con quien Tú quieras, no te limites a los gringos, deja que otros países te hagan propuestas que trabajen y mantengan la Isla, para que el negocio siga prosperando, dile al mundo entero: “saben qué, salí del closet, aquí ya no somos hipócritas, aquí somos especialistas en los “ilegal” y queremos hacer negocios contigo, vamos a dejarnos de pendejaces, vamos a hacer negocios limpios, donde nadie tenga que morir, la gente venga aquí sin miedo a hacer lo que más disfruta. Para que vengan a ser libres, se despojen, pasen el tiempo y disfruten de un pedazo de Isla, el exagerado y único edén que descubrió Cristobal Colón.

2 comments:

Sicka da Silva said...

El cuerpo es una isla. Por eso es que podemos entender tan bien a veces el sobrepasar el límite de esas fronteras, porque somos isleños, porque algunos sabemos nadar aunque otros se aferren a las orillas. ¡Que vivan los que se atreven a tirarse, aunque no esté llanito!

NydiaAntonia said...

Qué bello volver a ver un comentario en este blog que nadie lee, jajajajaja, como ya los blogs están pasé, lo publicaré en mi tumblr, para ir con los nuevos tiempos. No sólo sabemos nadar, sabemos flotar cuando el tiempo no está a nuestro favor, entiendo lo de ser Isla, mejor que cualquier puertorriqueño, pero ¿qué es ser un puertorriqueña?